Aplicamos un estudio sobre el hábito nutricional con un seguimiento trimestral y realización de planes de alimentación periódicos con el objetivo de conseguir que el paciente aprenda a llevar una alimentación saludable y que pueda adaptarla a su actividad diaria.

Este servicio incluye seguimiento continuo ante cualquier duda, seguimiento y pesaje cada 15-21 días y diferentes cambios de dieta a lo largo del trimestre.