Tratamiento de fisioterapia que consiste en la punción de agujas en puntos gatillo, para relajar las fibras del músculo dañado por acto reflejo.

Mediante la punción seca pueden ser tratadas lesiones como tendinopatías, lesiones musculares, cervicalgias, dolores de cabeza, lumbalgias, etc.